Empieza a vender en Internet
2

El rural en España desaparece. Once ideas para impedirlo.

Escrito por en Productores

El futuro del rural en España es altamente preocupante. Se trata de un paciente terminal, mostrando los últimos signos de lo que un día supuso para este país. El rural de antaño, era un próspero y fructífero sector que mantenía a miles de familias, dedicadas a los cultivos o a la cría de animales, con los que comerciaban en un contacto directo con los Consumidores.

Esta España, de la que todos tenemos un recuerdo, está a punto de la desaparición completa. Basta mirar la gráfica, en apenas unas décadas, la población urbana en España supone casi el 80% del total.

Población Urbana

Población Urbana

Los demógrafos dibujan una España rural desaparecida en apenas unos años. La desidia con la que los políticos han tratado este tema, nos hace estar al borde del precipicio y a punto de perder un ecosistema y una variedad el lo que consumimos sin igual a nivel mundial. Quizás sea la victoria de la Industria Alimenticia, que tenían en el rural a sus máximos contrincantes a la hora de alimentar a la población. Un peligro del que será muy difícil que salgamos airosos, estamos perdiendo nuestra cultura, nuestros alimentos tradicionales, nuestros trabajos, nuestras tierras,… Este tema significa mucho más de lo que algunos creen ver.

Un extenso territorio español, se tiñe de negro, repartido ya en 22 Provincias, dónde el 30% de la población supera los 65 años. Cuando el demógrafo Francisco Zamora calculó en 2005 cuáles debían ser las condiciones para que España tuviera en 2050 la misma estructura de población que en 2001, la mejor de las soluciones era que cada mujer alumbrara 7,5 hijos. “No hay nada que hacer”, dice ahora, casi 10 años después de aquel estudio, “salvo que haya migraciones selectivas”.

Galicia en estado crítico.

En Galicia la despoblación rural se está cebando en provincias como la de Lugo y Ourense. Todos los estudios señalan a Lugo y Ourense como las más afectadas. Y numerosos autores se preguntan cuántos gallegos habrá dentro de varios decenios. “Haría falta una inmigración neta anual de 20.000 mujeres para mantener estable el número de nacimientos hasta 2050”, ha llegado a calcular Xoaquín Fernández Leiceaga, profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Santiago y diputado autonómico socialista. Fernández establece una dura previsión para el futuro de Galicia en uno de sus trabajos: “Galicia gira alrededor de la autopista atlántica: el resto será paisaje”. “Puede parecer una frase excesiva”, dice, “pero lo que es evidente es que la población se concentrará en esa franja atlántica y en un periodo de 10 a 15 años su peso será superior. No tendrá unos efectos dramáticos porque la población de las zonas rurales ya está inactiva. Habrá una mayor actividad forestal, que tirará poco del empleo, algunas cabeceras de comarca que serán más dinámicas, pero, sí, se consolidará el paisaje”.

El paisaje gallego que describen los expertos es preocupante: el 85% de los municipios (que agrupan varios pueblos y aldeas cada uno) tiene problemas, tal y como lo describe Julio Hernández Borge, coordinador de la cátedra Unesco de Migraciones, quien en su obraGalicia. Una poboación aventellada señala 211 municipios con más del 20% de personas de 65 años en adelante, 168 con más del 30%, 54 con más del 40% y tres, con más del 50%. Cuando escribió el libro, fechado en 2010, solo había un municipio con más del 50% de población mayor. Al revisar sus datos para 2011, aumentaron a tres. Están en Ourense. Son A Teixeira, San Xoan de Rio y Lobeira.

Un problema al que los políticos parecen darle la espalda.

Ante este problema los políticos parecen carecer de Sentido Común, actúan inyectando partidas ínfimas de dinero a los ayuntamientos y no entienden que el dinero, sin un Plan de actuación que vaya más allá de los cuatro años de legislatura, son sólo parches colocados de cualquier forma en una lancha que se hunde.

Ha sido necesario un año para que el Senado llegase a la conclusión de la importancia del tema en cuestión. Han debatido los distintos aspectos que intervienen en la despoblación rural. Unos efectos que llevan percibiendo desde hace décadas en los municipios más alejados de los grandes núcleos urbanos donde el abandono por falta de oportunidades laborales y el envejecimiento de la población han llevado a muchos responsables políticos a poner el foco en la “alarmante” despoblación de sus municipios o comarcas.

Pueblos abandonados

Pueblos abandonados

Conclusiones del Senado.

El Senado ha llegado a una serie de conclusiones sobre las medidas que se deberían poner en marcha desde distintos ámbitos para evitar esa “sangría” del medio rural. Si bien son varios los frentes sobre los que se debe actuar, los responsables de la Ponencia han priorizado el impulso de medidas que favorezcan la natalidad puesto que han visto cómo las provincias que mayor población han perdido son las mismas donde la tasa de fecundidad son inferiores a las del resto, algo que “no parece casual”.

El documento consultado recoge hasta 50 iniciativas de este tipo como inversiones estatales en infraestructuras; medidas autonómicas para el mantenimiento de escuelas, centros de salud o comedores escolares; así como medidas relativas a los fondos europeos y su reparto, como que no tengan en cuenta solo parámetros de población.

El texto habla de los habitantes de los territorios rurales como “sufridos y sacrificados” que “bien merecen gestos, no solo económicos sino de implicación de la sociedad urbana, clase política, medios de comunicación, etc”, por lo que insta a las distintas administraciones a que “se establezcan las acciones políticas necesarias para garantizar la permanencia de la población en el mundo rural, y especialmente de la mujer joven como eje vertebrador”. Medidas con las que convertir el llamado “invierno demográfico” en una nueva primavera para estos municipios.

No nos parecen suficientes. Proponemos:

Un apoyo directo y sin complejos al consumo de alimentos producidos en España, de tal forma que los Consumidores sepan si realmente han sido producidos en España y si también han sido producidos con materias primas locales.

Un apoyo directo a la creación de empresas en el rural, que dinamicen y creen puestos de trabajo. Empresas sostenibles en el tiempo y en el medio.

Un apoyo a las universidades en los campos de investigación, para desarrollar los avances conseguidos en distintos campos en el rural.

Un apoyo a los ayuntamientos para que eliminen tasas en las creaciones de empresas. Que sea un beneficio directa frente a crear la misma empresa en zonas más habitadas.

Agilización en estos ayuntamientos que se encuentren en riesgo, en la tramitación de licencias y autorizaciones varias para la iniciación de actividades empresariales.

Un apoyo en la cotización a la Seguridad Social de las empresas que se instalen en el rural y a las ya existentes.

Un apoyo a las Formaciones Profesionales enfocadas a empleos o empresas en el rural. Siempre con medidas para incentivar el consumo de estas empresas creadas.

Un apoyo a los funcionarios que desarrollen su trabajo en una determinada población en riesgo y fijen su residencia en la misma.

Inversión en el patrimonio cultural de las zonas que se encuentran en riesgo. Aumentando el interés turístico de las zonas de actuación, desarrollando campañas que publiciten esa riqueza patrimonial.

Apoyo a la rehabilitación de viviendas que mejoren la calidad de vida de los que las ocupan.

Y por último, y creemos que ESENCIAL, una mejora eficaz del transporte público de esas zonas, transporte no es sólo conectar ciudades, unos pueblos conectados con la cabeza de la comarca son esenciales para la comodidad de sus habitantes.

Éstos son 11 puntos que entendemos como esenciales, lo que creemos que debe imperar es el sentido común en el desarrollo rural, si dotamos de inyecciones económicas para la implantación de empresas, debemos ofrecer “garantías” de la difusión de los beneficios del consumo de éstos productos, conectar el campo con los Consumidores.

Nos preguntamos que medidas adoptarías tú, queremos escucharte y elevar estas peticiones a los organismos competentes. En la pérdida del rural perdemos todos. 

Pueblos abandonados en el rural

Pueblos abandonados en el rural

2 Comments

  1. Siento una extraña fascinación por estos pueblos en vía de desaparecer .

    • La verdad es que al visitarlos uno siente una necesidad de ahogo pero al mismo tiempo de libertad. Es extraño pasearse por esas calles pensando lo llenos de vida que deberían estar. Tenemos una tierra rica y no podemos abandonarla, consumir productos locales hace crecer nuestros pueblos! Muchas gracias por comentar!

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *