La comida ecológica para bebés que ha revolucionado a los padres millenials

Origen SMILEAT

Tarritos de comida ecológica Smileat

Este proyecto de comida ecológica, nació de la mano de Alberto Jiménez San Mateo y Javier Quintana. El objetivo era cambiar la alimentación infantil y dar paso a productos 100% ecológicos.

Como bien sabemos, actualmente la comida ecológica se ha convertido en un pilar fundamental dentro de la dieta española.

No hay que olvidar que España es la despensa ecológica de Europa, somos el primer productor «bio» del Viejo Continente y el cuarto del mundo.

Dentro de este contexto, los fundadores de SMILEAT, descubrieron que la categoría de alimentación infantil ecológica no existía en España y decidieron apostar por ello.

La idea nació con la intención de ofrecer un producto ecológico para niños con ingredientes honestos y sin aditivos. Ninguno de los productos de alimentación infantil se elaboraban con materia prima ecológica fresca.

Elaboración productos SMILEAT

Es por eso que sus productos son fabricados con una materia prima proveniente de la agricultura y ganadería ecológica española. No utilizamos de espesantes, colorantes, azúcar ni sal añadida, con la inquietud de acercar y facilitar el consumo de alimentos eco desde la etapa infantil.

Los fundadores recalcan la importancia de apostar por la alta calidad de las materias primas. Cuanto más cercano y sencillo sea el proceso, más nutritivo y completo nutricionalmente y rico será el producto final.

Es cierto que tienen un público definido como es la nueva generación de padres y madres, que representan el 30% de los consumidores de productos ECO.

Así pues, la comida ecológica, sostenible, sin aditivos, es un boom a nivel mundial, y llevar eso a los más pequeños tiene beneficios nutricionales muy importantes.

Evitar anuncios de comida basura y fomentar el ejercicio en los colegios y una alimentación saludable en menús infantiles son aspectos importantes para combatir la obesidad infantil.

El éxito de la compañía no tiene secretos y está basado en crear productos que sean lo más parecidos a los que haríamos en casa para nuestros hijos.

Futuro de los productos ecológicos SMILEAT

Otro de sus puntos fuertes es la innovación, están en continua búsqueda de nuevos productos y envases sostenibles.

De hecho, en poco tiempo tienen la intención de ampliar su catálogo y lanzar su gama Cachitos: tarritos que incorporan alimentos sólidos como lentejas, quinoa o pasta de estrellas o arroz para ir incorporando nuevos sabores y texturas.

El mercado de la alimentación ecológica crece a un ritmo destacable, en torno al 30% cada año, y eso se debe al deseo de los consumidores de incorporar productos bio a su cesta al percibirlos más saludables y respetuosos con el medio ambiente.

Ni la crisis económica ni la sanitaria de los últimas meses ha afectado a este mercado, ya que en estos meses la cuota de mercado de la alimentación infantil ecológica pasó del 13% al 18% dentro del sector de la comida infantil.

En conclusión, estamos viviendo un cambio de tendencia.Los padres se preocupan por el origen de la comida de sus hijos. Debes conocer SMILEAT para tus hijos, y empieza a consumir eco.